Construir en seco: una tendencia exitosa en todo el mundo

Durante las últimas décadas, es evidente la vertiginosa evolución de los Sistemas de Construcción en Seco en Colombia, desarrollo apoyado y acelerado por sistemas tecnológicos que en esta materia, se tienen disponibles en el mundo y que han venido siendo adaptados a nuestro mercado y desarrollados para que respondan a las condiciones, desempeños y necesidades requeridas en nuestro país y que así, puedan ser utilizados eficientemente en la construcción de edificaciones, con grandes ventajas tanto para el constructor como para el usuario final.

La correcta y responsable incorporación de estas tecnologías en Placas de Cemento Superboard® y en Placas de Yeso Gyplac®, ha marcado el crecimiento de estos sistemas en el país, proceso en el cual Etex Colombia ha sido protagonista, liderando el mercado con soluciones constructivas que realmente aportan a las necesidades y condiciones de nuestro entorno.

Este crecimiento, se puede constatar a partir de interesantes estimaciones de cifras de mercado, obtenidas por investigaciones e indagaciones propias de compañías protagonistas del sector. El aumento en el consumo de placas Superboard® y de placas Gyplac®, como materiales líderes para la Construcción en Seco en edificaciones, enmarcan cambios y transformaciones en los procesos de construcción, así como también un nivel de aceptación cada vez mayor en el gremio y en la cultura en general, teniendo en cuenta que se trata de materiales que son utilizados masivamente como soluciones constructivas en edificaciones.

Como ejemplo de esta tendencia en construcción se tiene que, de acuerdo a estimaciones, en los últimos 10 años prácticamente se ha triplicado el consumo de placas de yeso en el país, con la correspondiente incidencia sobre índices como el Consumo Per cápita de este material, que se estima pasó de un índice de 0,20 m2/hab/año en el 2006 a un índice de 0,67 m2/hab/año en el 2016, acercándonos a referentes mundiales como Chile que actualmente consume 2,56 m2/hab/año o Estados Unidos que está alrededor de 8,21 m2/hab/año.

El aumento este tipo de sistemas constructivos marca cambios en los hábitos y/o en las tecnologías de construcción de edificaciones que buscan cumplir eficientemente con las normativas locales y mejor adaptación a los requerimientos de protección y bienestar que buscan y requieren los habitantes finales de las edificaciones. Y es en esta búsqueda de protección y bienestar, en donde los Sistemas de Construcción en Seco contribuyen al diseño competitivo de proyectos que transfieran al usuario final beneficios en términos de:

1. Confort: desempeño acústico y térmico.

2. Habitabilidad: versatilidad y flexibilidad espacial, que permita adaptación a la dinámica familiar por medio de fáciles modificaciones y remodelaciones de los espacios.

3. Seguridad: desempeño efectivo ante sismos, fuego e impactos

4. Valor estético: texturas, colores y revestimientos que permiten y facilitan la personalización y búsqueda de imagen e identidad espacial y volumétrica.

5. Sostenibilidad: al usar materiales que promueven la racionalidad constructiva y eficiencia energética tanto en los procesos de producción como en los procesos de obra y uso final de la edificación.

Ejemplo de esto es que, durante el proceso de obra, se tienen grandes incidencias para el constructor, entre otras:

·                    Menor peso por metro cuadrado para la edificación

·                    Optimización de recursos y tiempos de instalación

·                    Obras más limpias y rápidas

·                    Control de desperdicios

·                    Menor personal en obra

·                    Menores intervenciones de postventas

Y un cliente final disfrutando de los beneficios nombrados, protegido y con la posibilidad de tener un espacio que se adapta a su dinámica familiar o empresarial, con facilidad de llevar a cabo intervenciones de manera sencilla y con una evidente disminución del nivel de postventas.

Escrito por: Luis Fernando Camacho

Leer todas las Noticias